miércoles, 8 de abril de 2015

Obra "No te creas nada" #ExpoArtes

Como tarea de clase, en este post vengo a presentar mi cuadro en volumen que he expuesto en la #ExpoArtes 2015, aunque no me hace especial ilusión, ya que no me ha gustado el resultado. Ni siquiera me gusta el hecho de llamarlo "cuadro", pero ahí va. La idea principal fue sencilla: un concepto decadentista de la realidad donde las cosas no siempre son lo que parecen ser, y no debemos creernos nada. La obra es simple, y está centrada en el simbolismo con respecto a la idea: el grifo representa la realidad engañosa, y almacena toda esa mentira y manipulación; las manos vienen representándote a ti, a mi, a la gente en general, que recoge la realidad engañosa que el grifo vierte.

Podría haberme molestado más en simplificar el mensaje de la obra y añadir algo que señalase que el grifo representa el engaño de la realidad que, por ejemplo, las multinacionales o la prensa venden. De hecho he de confesar que en un principio una esfera que representaba
la Tierra iba a colgar del grifo, para simbolizar lo que nos están haciendo ver. Pero decidí que eso le añadía singularidad a la obra, y yo pretendía crear un mensaje general, puesto que en mi cabeza no solo relacionaba el concepto de falsa realidad o de una realidad manipulada que es vendida al pueblo por parte de empresarios, políticos, etc. sino que lo relacionaba con muchas más cosas, y me parecía mal concretar un único mensaje cuando, pensando un poquito, podía sacar tantas conclusiones con tan solo un grifo y unas manos de papel.

Por cierto, otro simbolismo: las manos. No las he hecho de papel porque sí. En verdad, para ahorrar trabajo, iba a rellenar unos guantes y luego pegarlos. Pero cambié de opinión, puesto que también se me ocurrió que las manos hechas de papel podrían ser algo metafórico. La idea que me llevó a esto es que el papel, al mojarlo, se rompe. El símil de la realidad con el agua saliendo del grifo me parecía perfecto para crear otro símil de las manos con el pueblo hecho de papel, mojándose con la falsa realidad que recoge, y por tanto, rompiéndose.

No creo que la obra dea mucho más que pensar, al menos no desde el enfoque generalista que he querido darle. Una vez más, se demuestra que la sencillez no es sinónimo de pobre o falto de contenido. Al contrario, un contenido breve, al igual que en un libro, es un mérito en si mismo, dado que condensar un concepto o una idea hasta alcanzar la simpleza a veces resulta más complicado que poner un grifo encima de unas manos de papel.

No te creas nada de lo que ves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario