jueves, 5 de mayo de 2016

martes, 19 de abril de 2016

Alumnos del Juan XXIII visitan #expoartes2016



 
 
Visita de los alumnos del C.O.JuanXXII de Cangas a la exposición de alumnado de Bachillerato de Artes de 2016. Fotografías facilitadas por su profesora del Taller Artístico Alejandra. Gracias por vuestra pasión compartida.

miércoles, 8 de abril de 2015

Obra "No te creas nada" #ExpoArtes

Como tarea de clase, en este post vengo a presentar mi cuadro en volumen que he expuesto en la #ExpoArtes 2015, aunque no me hace especial ilusión, ya que no me ha gustado el resultado. Ni siquiera me gusta el hecho de llamarlo "cuadro", pero ahí va. La idea principal fue sencilla: un concepto decadentista de la realidad donde las cosas no siempre son lo que parecen ser, y no debemos creernos nada. La obra es simple, y está centrada en el simbolismo con respecto a la idea: el grifo representa la realidad engañosa, y almacena toda esa mentira y manipulación; las manos vienen representándote a ti, a mi, a la gente en general, que recoge la realidad engañosa que el grifo vierte.

Podría haberme molestado más en simplificar el mensaje de la obra y añadir algo que señalase que el grifo representa el engaño de la realidad que, por ejemplo, las multinacionales o la prensa venden. De hecho he de confesar que en un principio una esfera que representaba
la Tierra iba a colgar del grifo, para simbolizar lo que nos están haciendo ver. Pero decidí que eso le añadía singularidad a la obra, y yo pretendía crear un mensaje general, puesto que en mi cabeza no solo relacionaba el concepto de falsa realidad o de una realidad manipulada que es vendida al pueblo por parte de empresarios, políticos, etc. sino que lo relacionaba con muchas más cosas, y me parecía mal concretar un único mensaje cuando, pensando un poquito, podía sacar tantas conclusiones con tan solo un grifo y unas manos de papel.

Por cierto, otro simbolismo: las manos. No las he hecho de papel porque sí. En verdad, para ahorrar trabajo, iba a rellenar unos guantes y luego pegarlos. Pero cambié de opinión, puesto que también se me ocurrió que las manos hechas de papel podrían ser algo metafórico. La idea que me llevó a esto es que el papel, al mojarlo, se rompe. El símil de la realidad con el agua saliendo del grifo me parecía perfecto para crear otro símil de las manos con el pueblo hecho de papel, mojándose con la falsa realidad que recoge, y por tanto, rompiéndose.

No creo que la obra dea mucho más que pensar, al menos no desde el enfoque generalista que he querido darle. Una vez más, se demuestra que la sencillez no es sinónimo de pobre o falto de contenido. Al contrario, un contenido breve, al igual que en un libro, es un mérito en si mismo, dado que condensar un concepto o una idea hasta alcanzar la simpleza a veces resulta más complicado que poner un grifo encima de unas manos de papel.

No te creas nada de lo que ves.

viernes, 3 de abril de 2015

Literatura - "No estamos locos" El Gran Wyoming (con entrevista)


Más que para comentar esto lo escribo con ánimo de recomendar. Ya que he de decir que hacía mucho que no leía un libro tan interesante como "No estamos locos", de Wyoming, que analiza de forma crítica la situación social y económica que atraviesa España, contándonos porque estamos atrapados en este terrible momento político e ideológico. Con la fina ironía y el humor socarrón que le caracteriza, Wyoming en "No estamos locos" intenta mostrar en origen la esencia del pueblo español y dirige la vista del lector hacia su propio ombligo.

Quizás no nos merecemos lo que nos está pasando, pero tampoco es casual que todas estas circunstancias hayan coincidido a la vez precisamente en nuestra querida piel de toro. Nos muestra con sarcasmo nuestros propios defectos y critica, sobre todo, la política reciente que ha hecho de este país el caldo de cultivo perfecto para los chanchullos y los robos de guante blanco.

A menudo, la gente para a Wyoming por la calle para lamentarse de la situación actual y hace una clara distinción entre el antes y el después de la crisis. "Lo están haciendo mal" es la queja que más se escucha en todas partes y con esta frase los ciudadanos resumen lo que piensan de los políticos: que se están equivocando los que mandan. Pero la gente está confundida, no ha entendido bien la jugada. No lo están haciendo mal, están haciendo precisamente lo que quieren hacer. Lo que ocurre, sencillamente, es que "sus intereses no coinciden con los de los ciudadanos". Otro aspecto que me ha encantado del libro es el planteamiento de conceptos como la gobernabilidad y la productividad para justificar los atropellos gubernamentales, aclarando también como lo utiliza Alemania para gobernar Europa y el por que de la deuda española actual con la UE con la gran mentira de que "hemos vivido por encima de nuestras posibilidades".

Puede parecer que van surgiendo brotes verdes y que nos encontramos en el buen camino, al menos esa es la consigna que circula entre la clase política española en el poder, pero no nos engañemos, "el pozo es mucho más profundo de lo que parece. Cuando la mentira, la abyección, el latrocinio y la desvergüenza se convierten en norma, se hacen cotidianos, podemos creer que se ha tocado fondo pero, desgraciadamente, la capacidad de degeneración, de destrucción, tiende al infinito" (extracto del libro). La clase dirigente ha llevado las cosas demasiado lejos y Wyoming asegura que aquí no cambia nada si no lo haces cambiar, pero también sabe que ha llegado la hora de los hombres honrados, que por suerte son la mayoría, y que deben imponerse, de una vez, para siempre.

Un libro bien estructurado y que podría interpretarse como un claro manifiesto de denuncia social actual. Recomendable. Sin pelos en la lengua, y con el toque Wyoming, "No estamos locos" consigue despertar en el lector esa conciencia de rabia y también de conocimiento de lo que pasa a nuestro alrededor. Pero puede que esta entrevista de Andreu Buenafuente a Wyoming logre mostrar ese tono tan característico con un fino humor:




(Con un +1 en mi blog me ayudas a crecer y llegar a más gente, visita:

jueves, 26 de marzo de 2015

Muertos de hambre.



Me gustaría tratar un tema bastante presente, aunque a veces no lo parezca, entre los estudiantes. Hablo por supuesto de esta distinción que pretende ser tan elitista entre los estudiantes de artes, de ciencias, de letras o de humanidades. Da igual de cual hablemos, siempre predomina un cierto estatus inconsciente o consciente sobre los alumnos. Oh, la ciencia, esa rama tan importante e imprescindible de la humanidad, está por encima de todo, y más hoy en día. Las letras, bueno, nadie le va a quitar el mérito y la utilidad de tratar las lenguas y demás, sobre todo con la salida profesional que tiene. Pero vamos al centro candente, a las artes. Sí, esa rama un tanto extraña que se ha integrado de una forma digamos "suave" en la educación. Esa rama que, indiscutiblemente, está desplazada de lo que podría entenderse como "enseñaza prioritaria". Nadie va a quitarle importancia a las matemáticas, al estudio de la historia, de las lenguas,... Pero, ¿acaso alguien cree que entenderíamos el mundo de tal forma como lo entendemos, o como llegaremos a entenderlo, sin el arte? Puede que muchos piensen que escoger el bachillerato de artes consiste en dibujar garabatos sobre un folio. Pero que vamos a hacerle, ¿no? Si vivimos en una actualidad cientifíca. Que importancia pueden tener, sin ir más lejos, Los Simpsons. Bueno, aquí os dejo un vídeo que lo expone bastante bien y que hemos visto en clase de cultura audiovisual hace unas semanas y ha sido el causante de hacerme pensar sobre el tema y escribir este post:




(Post completo en quehablenlosmudos.blogspot.com.es/muertos-de-hambre)

(Con un +1 en mi blog me ayudas a crecer y llegar a más gente, visita Que hablen los mudos )